Moho en la casa

Lo primero que debe entenderse acerca del moho es que hay un poco en todas partes... dentro y fuera de la casa. Está en el aire y puede encontrarse en plantas, alimentos, hojas secas y otros materiales orgánicos.

Es muy común encontrar moho en casas y edificios. Después de todo, el moho crece naturalmente en interiores. Y las esporas de moho entran a la casa por puertas y ventanas y a través de los sistemas de calefacción y de aire acondicionado. Las esporas también entran a la casa transportadas por los animales, la ropa, los zapatos, los bolsos y la gente.

Cuando las esporas de moho caen en un lugar de la casa en el que hay humedad excesiva, se desarrollan. Los elementos más comunes que causan este problema son humidificadores, techos y caños que gotean, fregaderos y lavabos que rebosan, bañeras y macetas, vapor de la cocina, ropa mojada que se seca en el interior de la casa, secadoras con descarga de vapor hacia el interior de la casa e inundaciones.

Muchos de los materiales de construcción utilizados en las casas proveen nutrientes adecuados para el moho, ayudándolo a desarrollarse. Estos materiales incluyen papel y productos del papel, cartón, azulejos de techo, madera y productos de la madera, polvo, pinturas, papel tapiz, materiales aislantes, tableros de yeso ("drywall"), alfombras, telas y tapizados.

Exposición al moho

Todas las personas están expuestas a alguna cantidad de moho diariamente, la mayor parte de ellas sin reacción aparente. Generalmente, las esporas de moho pueden causar problemas cuando hay muchas presentes y una persona inhala gran cantidad de ellas. Esto sucede principalmente cuando hay un crecimiento activo del moho.

En algunas personas, una pequeña exposición a esporas de moho puede provocar un ataque de asma u otros problemas de salud. En otras, sólo pueden producirse síntomas cuando los niveles de exposición son mucho más altos.

¿Debería preocuparme por el moho que hay en mi casa?

Sí. Si el moho en el interior de su casa es importante, quienes están en ella pueden verse expuestos a un nivel muy alto y persistente de esporas de moho suspendidas en el aire. Es posible volverse sensible a estas esporas de moho y desarrollar alergias u otros problemas de salud, aún si uno no es normalmente sensible al moho.

Si no se lo controla, el crecimiento del moho puede causar daños estructurales a su casa así como daños permanentes a muebles y alfombras.

Según los Centros de Control de las Enfermedades*, "No es necesario, sin embargo, determinar qué tipo de moho uno tiene en su casa. Todos los tipos de moho deben tratarse del mismo modo tanto en lo que respecta a los riesgos potenciales para la salud como en cuanto a su eliminación."

¿Puede realizarse una prueba de moho en mi casa?

Sí. Puede tomarse una muestra de aire del interior de su casa así como una muestra del exterior para determinar si la cantidad de esporas dentro de la casa es significativamente mayor. Si el nivel en el interior es más alto, esto podría significar que está creciendo moho dentro de su casa. Un muestreo confiable del aire puede resultar caro, llevar mucho tiempo y requerir equipo especial y un técnico idóneo.

Si puede ver u oler moho, debería tomar medidas para eliminarlo. Es problable que el crecimiento de moho continúe a menos que se elimine la fuente de humedad y se limpie la contaminación.

¿Cómo elimino el moho de mi casa?

Primero, ocúpese de la fuente de humedad que está permitiendo que el moho se desarrolle. Luego, tome medidas para limpiar la contaminación. A continuación encontrará enlaces útiles para aprender más acerca de cómo eliminar el moho en su hogar.


*Fuentes: California Department of Health Services Indoor Air Quality Info Sheet, "Mold in My Home: What Do I Do?" revised July 2001, (Hoja de información sobre calidad del aire en el interior de las viviendas), Departamento de Servicios de Salud de California, revisada en julio de 2001; Centers for Disease Control and Prevention, "Questions and Answers on Stachybotrys chartarum and other molds" last reviewed November 30, 2002, (Preguntas y respuestas sobre Stachybotrys chartarum y otros mohos), Centros de Control y Prevención de Enfermedades, última revisión: 30 de noviembre de 2002.